Vuelve el reconocimiento facial de Facebook

Reconocimiento Facial - Facebook - Artech Digital
Compartir
  • 1
    Share

El reconocimiento facial de Facebook finalmente llega a Europa y Canadá; justo en el peor momento que la compañía podría haber elegido.

Facebook no se ha ganado muchos amigos en las últimas semanas. No es sólo por la revelación de que Cambrige Analytica (y probablemente otras compañías) accedieron a datos de millones de usuarios. Es por la respuesta de la red social ante las preocupaciones de los usuarios y los medios.

El Reconocimiento Facial

Esta función reconocerá nuestro rostro en todas las fotos y vídeos que se suban a la red social. Sí, en todos, incluso si no la suben nuestros contactos.

Facebook presenta la funcionalidad como una mejora de privacidad. El servicio nos mostrará una notificación si detecta nuestra cara en cualquier contenido subido a la red. Eso puede ser útil y beneficioso, por ejemplo; si alguien intenta suplantar nuestra identidad usando una de nuestras fotos.

También puede ser efectivo en cuanto a eventos se refiere. Podemos conseguir todas las fotos en las que aparecemos, sin necesidad de que el que las ha subido sea nuestro amigo en Facebook, o que nos marque manualmente.

Pero eso también significa que Facebook tendrá información de tu cara, de cómo eres y de tu identidad. Es decir; Facebook se ha quedado con tu cara. Tu rostro pasará a ser otro dato más; como tu fecha de nacimiento o tus gustos, dejando claro así; que todo la vida de los usuarios está en la base de datos de Facebook, en su poder.

De igual manera; Facebook ya implementó hace años esta funcionalidad. Pero las duras leyes europeas de privacidad le obligaron a desactivarla sólo para usuarios europeos; pero igual ha estado registrando los rostros en el resto del mundo, desde hace 6 años.

Facebook intenta influenciarte

Facebook está obligada a pedir permiso expreso para obtener información de nuestra cara. Y eso es lo que hará, con un claro ejemplo de cómo influenciar a los usuarios para que hagan lo que tú quieres.

Las opciones que se utilizaran para pedir permiso; consisten en un enorme texto que poca gente se leerá. Tenemos dos opciones: el botón azul; este activa el reconocimiento y nos permite olvidarnos de esto; o el botón gris, que se ve peor, que nos lleva a más texto.

Si por casualidad pulsamos en el botón gris; tenemos que leer otro texto en el que Facebook vuelve a explicarlo todo, y dos opciones: la primera es activar el reconocimiento, y la segunda es desactivarlo. Estos trucos son los típicos que usan los diseñadores cuando quieren influenciarnos hacia una opción.

No es casualidad que haya dos botones que activen el reconocimiento, y sólo uno que lo desactive; a la final lo importante es que en definitiva Facebook busca avanzar cada vez más, y de la mano de tu privacidad; para bien o para mal, va depender del usuario.

Fuente / Omicrono 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *